Posts tagged ‘Aragón’

17/03/2011

Lluvia de millones para los socialistas de Aragón

Y junto a los nombres de Marcel.li y Almunia aparecen algunos fantasmas ¿del pasado?

Algunos altos cargos socialistas aragoneses figuran como los máximos responsables en los patronatos de un pequeño grupo de fundaciones que ha acaparado más de 60 millones de euros de dinero público ente subvenciones y contratos, la inmensa mayor parte de ellos entregados por el propio Gobierno de Aragón y muchos por el que fuera un cargo de confianza de Roldán.

[...]

La principal de estas instituciones es la Fundación Rey Ardid, que ha logrado algo más de 32 millones de euros, una parcela y dos pisos (los tres en la ciudad de Zaragoza), todo entregado por el Gobierno de Aragón en varios contratos plurianuales, un buen puñado de pequeñas subvenciones e importantes participaciones en los repartos de herencias gestionadas por la Comunidad Autónoma.

[...]

Casi todos los contratos han sido concedidos por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, a cuyo frente se encuentra desde el año 2007 Juan Carlos Castro Fernández, que fue asesor de relaciones institucionales de la Guardia Civil en la etapa del tristemente famoso Luis Roldán. Algunas informaciones periodísticas lo señalan, de hecho, como uno de los hombres de confianza más cercanos a Roldán.

 

No se pierdan el excelente artículo de Carmelo Jordá en Libertad Digital

Etiquetas: ,
19/11/2010

Una Academia Aragonesa de la Historia

Un buen amigo, un tipo de casi insoportable brillantez e insobornable independencia sostiene, no necesariamente en broma, que a Cataluña hay que expulsarla de España para garantizar, precisamente, la supervivencia de España.

Yo que soy de natural timorato y además tengo hechas cuantiosas inversiones sentimentales en Barcelona no me atrevo a tanto, ni creo que sea ese un plan factible sin crear tanta miseria e injusticia como para hacerlo indeseable. Lo que si creo es que el nacionalismo catalán debe ser atajado y pronto. Y no sólo por si mismo, sino por el efecto de contagio que tiene sobre otras partes de España.

Lease Aragón.

Ayer el Vicepresidente del Gobierno aragonés José Ángel Biel, del PAR, anunciaba que “estamos preparando una Ley de Actualización de Derechos Históricos que incluye la creación de una Academia Aragonesa de la Historia”.

Es decir, la vía catalana al socialismo.

Y un error, que es algo más que un error, es un disparo en el pie de cada uno de los ciudadanos, que se repite, en cada Comunidad Autónoma, con la posible excepción de Madrid. Qué es la única Comunidad que prospera, claro.

El proceso es muy simple. Parte de una monstruosidad jurídico-intelectual que sin embargo casi nadie se ha molestado en contestar.

Monstruoso es admitir que unos supuestos “derechos históricos” que se traducen en una suerte de auto-conciencia de si mismo, un “dasein” catalán o vasco o gallego que jamás es explicado claramente, continuan operando hoy en día y determinan que los ciudadanos de aquellas Comunidades bendecidas con la posesión de estos “derechos históricos” tengan mayor capacidad para administrarse y, por ende, para exigir mayores recursos financieros al Estado. Que es de lo que se trata.

Por lo tanto lo primero que debe hacer el prudente gobernante autonómico es iniciar catas arqueológicas a la busca de “derechos históricos” también en su territorio.

Esto de asignar derechos a los territorios debería ser cosa de mucha risa pero en España hemos desarrollado una suerte de impavidez ante lo obvio que para si la quisiera el más circunspecto de los espartanos. Como si fuera posible que un ciudadano español tuviera más historia que otro (o que uno de Tombuctú, pongamos por ejemplo). Concentrémonos así en las consecuencias, porque estos “derechos históricos” sirven exclusivamente para reclamar mayores transferencias financieras del Estado, que con el actual modelo de financiación autonómica es la fuente fundamental de financiación de las Autonomías.

A partir de ahí se pone en marcha un proceso de demoledora lógica interna: si catalanes y vascos lo tienen nosotros gallegos, murcianos o aragoneses no vamos a ser menos. Es necesario reclamar idéntico tratamiento so pena de perder dinero.

Con lo cual, el Gobierno de la Comunidad Autónoma se legitima no por su capacidad de gestión ni por su moderación en el gasto sino exclusivamente por su capacidad reivindicativa frente a “Madrit” (nebulosa entidad que en la neolengua politiquesa se pronuncia siempre a la catalana y designa un lugar mítico donde el dinero mana incesante para todas las Autonomías salvo la propia).

Apreciese bien. El gobierno autonómico no necesita gestionar bien, ni ser decente, ni mucho menos reducir su tamaño en beneficio de los ciudadanos. Al contrario, el gobierno autonómico debe crecer continuamente, porque el euro que se queda en el plato se lo lleva otro.

Por ello hay que prestar cada vez más “servicios”, hay que crear cada vez más departamentos, más empresas públicas cada vesz más grandes. Citius, Altius, Fortius. Nuestras Autonomías están en condiciones de vencer cualquier Olimpiada del gasto.

Porque lo realmente hermoso es que este sistema es, autoperpetuable y gratis para el político, al contrario, aporta enormes beneficios. La metástasis administrativa presenta infinitas oportunidades de aumentar patronazgo y poder pero como su financiación no procede directamente de los impuestos de los ciudadanos de la Autonomía no es necesario subir estos para mantenerlos sino acudir al Estado con una nueva reclamación o una antigua injuria mal curada y exigir más dinero.Poder sin responsabilidad.

Por desgracia para los ciudadanos este proceso de crecimiento continuo de la Administración se paga al precio de estrangular al mismo tiempo la iniciativa privada, que es la parte creativa de la sociedad. Camino que ya han recorrido largamente en Cataluña. Una Cataluña que en todos los aspectos: empresarial, cultural hasta deportivo no es ni sombra de lo que fue.

Aragón no debería seguir ese camino. Cada vez mayor autogobierno significa cada vez mas´gobierno. Cada vez más gobierno significa cada vez menos libertad, creatividad y riqueza.

Etiquetas: ,
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.