Archivos para marzo 17th, 2011

17/03/2011

Lluvia de millones para los socialistas de Aragón

Y junto a los nombres de Marcel.li y Almunia aparecen algunos fantasmas ¿del pasado?

Algunos altos cargos socialistas aragoneses figuran como los máximos responsables en los patronatos de un pequeño grupo de fundaciones que ha acaparado más de 60 millones de euros de dinero público ente subvenciones y contratos, la inmensa mayor parte de ellos entregados por el propio Gobierno de Aragón y muchos por el que fuera un cargo de confianza de Roldán.

[...]

La principal de estas instituciones es la Fundación Rey Ardid, que ha logrado algo más de 32 millones de euros, una parcela y dos pisos (los tres en la ciudad de Zaragoza), todo entregado por el Gobierno de Aragón en varios contratos plurianuales, un buen puñado de pequeñas subvenciones e importantes participaciones en los repartos de herencias gestionadas por la Comunidad Autónoma.

[...]

Casi todos los contratos han sido concedidos por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, a cuyo frente se encuentra desde el año 2007 Juan Carlos Castro Fernández, que fue asesor de relaciones institucionales de la Guardia Civil en la etapa del tristemente famoso Luis Roldán. Algunas informaciones periodísticas lo señalan, de hecho, como uno de los hombres de confianza más cercanos a Roldán.

 

No se pierdan el excelente artículo de Carmelo Jordá en Libertad Digital

Etiquetas: ,
17/03/2011

Lo Mejor que he Leido Hoy

Lo escribe Fernando Fernández en ABC:

 

ESCRIBIR cuando la información es limitada y los acontecimientos se precipitan es un riesgo impropio de un profesor que se precie, pero la actualidad manda. Y la actualidad está hoy vinculada a la temperatura de los reactores japoneses. El debate nuclear está encima de la mesa y será muy difícil que vuelva a ser racional, aunque merece la pena intentarlo. Calificar lo ocurrido como el apocalipsis es un exceso verbal impropio de un político responsable que nos pasará factura como europeos. Ya saben lo que pueden esperar nuestro aliados, a la primera dificultad hacemos las maletas, suspendemos los vuelos y contamos votos. Con esta política miope, Europa camina irreversiblemente a la marginalidad. Esto es cobardía y no lo que denuncia el diputado Eguiguren.

La percepción pública de la energía nuclear ha cambiado. Es absurdo negarlo. Hoy somos todos más conscientes del riesgo. No ha ocurrido un fallo técnico, sino una catástrofe natural de magnitud imprevisible. El mayor terremoto en cuatrocientos años. Pero las consecuencias pueden ser catastróficas. De haberse producido en otra zona del mundo probablemente estaríamos hablando de certezas y no de escenarios. La energía nuclear tiene riesgos que los economistas llamamos de cola de la distribución; acontecimientos de escasísima probabilidad pero con un coste elevadísimo. De alguna manera, permítanme la deformación, como las crisis financieras. Y no hemos cerrado los bancos ni vuelto a la economía de trueque. Es más, nos hemos enorgullecido de haber evitado el proteccionismo, el mismo que ahora practicamos absurdamente frente al riesgo nuclear. Se habla más de aislar a Japón que de ayudarle de manera eficaz. Como si cerrando ese país, pudiéramos borrar de la memoria las imágenes escalofriantes y volver a nuestros menesteres como si nada hubiera pasado. La tragedia humanitaria, cientos de miles de habitantes desplazados sin hogar ni medios de subsistencia, ha pasado a un segundo plano ante la pesadilla de contaminación. El milenarismo sigue muy vivo en el imaginario colectivo y está ocupado en régimen de propiedad por la energía nuclear. Es irracional, pero muy real. Y la política es percepción, la misma que preocupa tanto a los socialistas porque el fin de su régimen se considera inevitable.

 

Leer completo: El Otro Tsunami

Etiquetas:
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.